Andina

Especialista en malaria y salud pública: “contribuyo a reducir mortalidad infantil”

Luis Miguel León García

Luis Miguel León García

10:59 | Lima, oct. 29.

Por Susana Mendoza

Luis Miguel León García es especialista en malaria y salud pública. Su preocupación por cuidar la salud de los más pobres lo atrajo hacia la atención primaria y durante cerca de cuatro décadas contribuyó a fortalecerla para convertirla en un modelo estratégico de prevención, atención y recuperación que hoy el Ministerio de Salud consolida, especialmente, en el ámbito nacional.

Su madre vivió la angustia de perderlo porque lo atacó una infección estomacal que por poco se lo lleva al otro mundo. No era su momento porque Luis Miguel Antonio León García sobrevivió y, para asegurarle larga vida, su progenitora le ordenó, mientras lo acunaba en brazos, ser médico para salvar a sus paisanos tumbesinos. Pero ella se fue antes, cuando él cumplió tres años, y fue su padre un soldado del Ejército del Perú quien le recordó el mandato siempre y le enseñó a amar la Patria.

Hoy es asesor del despacho ministerial en temas relacionados con la infancia, desnutrición crónica infantil y anemia. También sobre discapacidad. Su función es articular planes y acciones entre las diferentes instancias del Ministerio de Salud (Minsa) para lograr de forma conjunta los objetivos de la institución.

Son asuntos sensibles, apunta y recuerda que en 2006 asumió el desafío de promover entre las madres de recién nacidos de Ayacucho, Apurímac y Huancavelica el uso de fortificantes caseros para que sus bebés los consumieran en sus papillas a partir del sexto mes de nacidos. En miles de hogares rurales la salud de ellos era frágil.

“Eran micronutrientes que contenían vitaminas A, C, ácido fólico, zinc y fierro. Por ese piloto, apoyado por el Programa de Alimentos de Naciones Unidas y Unicef, conseguimos que se expandiera hacia todo el país con nuestros recursos. Hoy los menores de tres años que nacen en establecimientos públicos reciben este suplemento.”

Al lado de los pobres

Pero la carrera de este especialista empieza desde las aulas sanmarquinas, cuando a finales de la década de 1970 los universitarios de entonces tenían la fuerza de revocar a un mal maestro y de exigir prácticas de campo porque no aceptaban ser médicos y estar alejados de quienes más los necesitaban.

“Íbamos al asentamiento humano Tahuantinsuyo, en Comas, y recorríamos los barrios para atender a madres y niños”, recuerda. Ninguna fuente ideológica nutrió su vocación de servicio, el mandato materno guió su carrera siempre, hasta el día de hoy, dice. Desde ese momento, atender a la población más pobre fue su prioridad. La aplicó desde que ingresó en el ministerio, en Piura, mientras fue funcionario regional de Salud, y luego cuando lo invitaron a reproducir esa experiencia a escala nacional desde el Minsa.

A sus 61 años, manifiesta con orgullo que su mayor logro lo alcanzó en Piura, cuando fortaleció justamente el primer nivel de atención, los centros y puestos, mediante la contratación de profesionales de salud que dejaron sus puestos de trabajo al concluir la experiencia de hospitales integrados (Minsa-Essalud) en la década de 1990.

“Por esa decisión, mejoramos la atención en esos establecimientos, logramos reducir enfermedades altamente prevalentes como la rabia, peste, sarampión, difteria, tétanos y poliomielitis”, recuerda.

León García confiesa otra satisfacción: haber contribuido en disminuir la mortalidad infantil. “Superamos la meta del milenio. Me siento útil, eso me alegra y por eso continúo aquí, así será”.

Hoja de vida

Soy médico general formado en la Facultad de San Fernando de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Ingresé en el Minsa como interno en el Hospital San Juan de Dios (Callao, 1978).

Tengo especialidad en Malaria y Salud Pública en Colombia. Fui director ejecutivo de la Dirección Integral de Salud.

(FIN) SMS/RRC

Publicado: 29/10/2014
Loading...