Andina

Cantautor Pelo D'ambrosio: la música fue ingrata conmigo

Cantautor peruano Pelo D

Cantautor peruano Pelo D'Ambrosio. Foto: ANDINA/archivo

11:36 | Lima, jul. 19 (ANDINA).

Por Fidel Gutiérrez Mendoza

Su gran éxito 'Lejos de ti', de raíz andina, tiene 190 versiones a nivel internacional, pero el músico huanuqueño Pelo D´ambrosio afirma tener 'alma roquera'.
Loading...

Poco antes de que su canción 'Lejos de ti' obtuviera un éxito multitudinario e internacional, había decidido retirarse de la música porque esta no le daba las ganancias necesarias para mantener a su familia.

Hoy, la onda expansiva de su gran éxito sigue presente, y ha transformado la vida de este artista para siempre, según lo asegura Pelo D'ambrosio en una entrevista en el Diario Oficial El Peruano.

Has contabilizado 190 versiones de tu canción 'Lejos de ti' en diversos países. Es bastante para los músicos peruanos, que son en su mayoría artistas independientes.

–Es un récord. Creo que es la segunda canción peruana con más versiones. La primera es 'El cóndor pasa', que coincidentemente es de mi tío abuelo Daniel Alomía Robles.

¿Hay alguna que se haya convertido en tu favorita?

–La versión que más me agrada es la de los argentinos Ráfaga, por los arreglos. Ellos han puesto lo suyo. No me gusta que alteren mi guía melódica o que me resuman la letra, porque le quitan el sentido de novela romántica que tiene en sus cuatro minutos. Es el caso de la versión de Amaya. No tiene el 'orgasmo' de la canción, que es la parte que dice "Quiero solo escuchar tu voz...". Eso lo han obviado, y la magia se va.

¿'Lejos de ti' nació de una vivencia concreta tuya?

–No. Quizá a la gente les gustaría que fuera una vivencia mía, pero no lo es. Tenemos un plus los músicos: poder inventar historias y cantarlas. Como he sido trovero, lo suelo hacer.

¿Cuándo fuiste trovero?

–Gané mis primeros dos festivales a los 16 y 17 años con canciones de trova. La primera se llamaba 'El periódico del cielo'. La otra era 'Quiero a mi pueblo'. La primera era muy de protesta, porque vivía en Huánuco, donde vivimos un flagelo social tan fuerte como el de Ayacucho. Era una época brava. Además, estaban de moda Pablo Milanés, Silvio Rodríguez y León Gieco, que fueron una fuerte influencia para mí; pero me di cuenta con el tiempo, y cuando empecé a madurar, que con una canción no se cambia el mundo. La gente que escucha música para los pies, nunca va a tomarle sentido a la trova. Nunca la entenderá.

¿Sigues tocando temas sociales?

–En mi disco hay una canción llamada 'María', que habla de un chico que sale de su pueblo huyendo de la subversión y regresa 20 años después, y al volver, con sus preguntas, describe toda la historia de su lugar.

Luego de esos concursos que ganaste, ¿seguiste haciendo trova?

–No. Tuve grupos de rock con los que hacía covers, pero también componía para grupos de música latinoamericana de mi tierra. Mas no tuvieron repercusión. También empecé a hacer jingles, pero cuando ya estaba por colgar la guitarra, me propuse hacer una canción propia, y salió 'Paloma triste'.

¿Por qué dices que estabas por colgar la guitarra antes de grabar tus canciones?

–Es que la música había sido ingrata económicamente conmigo. Mis jingles eran los que me daban para vivir, así como mi carrera de comunicador, y las ideas que daba para las agencias de publicidad; pero económicamente el rock no me daba, y me duele decirlo porque es un género que quiero. Tengo mi alma roquera y mi sueño es grabar algún día esas canciones roqueras que tengo adentro y que están esperando una oportunidad.

¿Qué se viene en tu futuro?

–Superarme a mí mismo. Sacar canciones de la jerarquía de 'Lejos de ti'. Ya las tengo y lo afirmó así porque he entendido lo que a la gente le gusta escuchar.

Y, además de esas canciones, tienes unas merecidas y 'millonarias' regalías.

–Sí. A ver si esos 'millones' los podemos usar para buenas cosas. Una sería cerrar la plaza de Acho.

¿Por qué? ¿Eres antitaurino?

–Sí. Es que no todas las tradiciones pueden llamarse cultura. El Yawar Fiesta tampoco puede serlo. Es solo una tradición. Es que no podemos tomar como cultura la tortura de un animal.

¿Siempre has tenido esa posición de defender a los animales?

–Sí. Con mi esposa recogimos 64 perritos de la calle. Los curábamos y les buscamos familia.

(FIN) DOP/ ASH


Publicado: 19/7/2013