Andina

Apurímac: incendio forestal destruye más de 50 ha en Santuario Nacional de Ampay

Autoridades locales y regionales suman esfuerzos para extinguir el fuego

Laguna de Angascocha, conocida como la “laguna menor”, ubicada en la zona más baja del Santuario Nacional de Ampay, en la región Apurímac.

10:41 | Apurímac, set. 17.

Un incendio forestal cuyas causas son materia de investigación destruye hasta el momento más de 50 hectáreas de bosques del Santuario Nacional de Ampay, área natural protegida por el Estado ubicada en el distrito de Tamburco, provincia de Abancay, región Apurímac.

Amílcar Osorio, jefe de esa área natural protegida, informó a la Agencia Andina que el siniestro ocurrió de manera secuencial. Primero empezó anteayer en las proximidades de la laguna de Uspacocha, llamada también “laguna mayor", en la zona alto andina del santuario, lo que provocó daños en aproximadamente 50 hectáreas de pastizales.

Luego, se produjo otro siniestro ayer en las inmediaciones de la laguna de Angascocha, conocida como la “laguna menor”, situada en la zona más baja del santuario, donde resultó afectada hasta el momento algo menos de una hectárea. El peligro en este sector es la amenaza que se cierne sobre el bosque de intimpas (árbol del sol en castellano), único en su género (Podocarpus glomeratus). Actualmente solo quedan 600 hectáreas de intimpas, protegidas de la amenaza de la tala indiscriminada que padeció en el pasado.

Osorio refirió que esta emergencia es atendida por bomberos de Abancay, con apoyo de agentes de la Policía Nacional, especialistas de la Dirección Regional de Turismo (Dircetur) de Apurímac, la Dirección Regional de Salud, y la colaboración de la municipalidad distrital de Tamburco. 

Como ha ocurrido con otros siniestros en nuestro país, la falta de abastecimiento de agua dificulta las acciones, a lo que se suma la ausencia de bomberos especializados en incendios forestales, dado que los que atienden este siniestro son especialistas en estructuras, pero no están capacitados en el control de este tipo de desastres, comentó.

A estas dificultades se suma la carencia de equipos especializados y sustancias específicas para contener las llamas en su avance por el bosque y los pastizales, por lo que el jefe del Santuario Nacional de Ampay hizo un llamado a las autoridades competentes para que tomen cartas en el asunto lo antes posible.

Además, la ausencia de lluvias en esta época y las consecuencias dejadas por el Fenómeno El Niño este año provocaron que las áreas boscosas y verdes en general estén secas y junto con los vientos favorezcan la propagación de las llamas.

En tanto, los guardaparques de esta área natural protegida evalúan los daños que está dejando el incendio, y en las próximas horas se podrá contar con un informe preliminar de las consecuencias de este incendio forestal en una de las áreas naturales protegidas más singulares del Perú y del mundo.

El Santuario Nacional de Ampay, creado el 23 de julio de 1987, cuenta con 3,635 hectáreas y un rango altitudinal que va desde los 2,900 hasta los 5,235 metros. El principal objetivo de esta área natural protegida por el Estado es asegurar la intangibilidad del árbol llamado intimpa (árbol del sol en castellano), único en su género (Podocarpus glomeratus), en asociación con su flora (destacan 40 especies de orquídeas) y fauna silvestre (169 especies de aves, de ellas 24 son picaflores y uno es endémico: el picaflor cola de espinas; 23 especies de mamíferos, otro tanto de reptiles y un nuevo tipo de escorpión descubierto no hace mucho).

En la actualidad, solo quedan 600 hectáreas de intimpas, protegidas de la amenaza de la tala indiscriminada que padeció en el pasado. Esta área protegida tiene también como misión preservar la cuenca hidrográfica del río Pachachaca, que contribuye a dar sustento a la vida en esta réplica del edén en Apurímac. 


(FIN) LZD/
GRM

Publicado: 17/9/2016
Loading...

Te puede interesar