ONPE Elige local MOVIL
Andina

Reunión anual del BID concluye con llamado a administrar con cautela bonanza económica

11:49 |

Lima, abr. 12 (ANDINA).- Con un llamado a aprovechar los buenos vientos que soplan para América Latina y el Caribe para dinamizar sus economías, reducir la pobreza y prepararse contra choques externos, concluyó hoy la 46 Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizada en Okinawa (Japón).

   Lima, abr. 12 (ANDINA).-  Con un llamado a aprovechar los buenos vientos que soplan para América Latina y el Caribe para dinamizar sus economías, reducir la pobreza y prepararse contra choques externos, concluyó hoy la 46 Reunión Anual de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizada en Okinawa (Japón).

   La reunión anual, que constituye el principal foro de discusión sobre el desarrollo de América Latina y el Caribe, congregó en esta oportunidad a casi 7,000 participantes, entre delegaciones oficiales e invitados especiales del sector privado, la sociedad civil y organismos internacionales.

   Durante tres días ministros de finanzas, presidentes de bancos centrales y ministros de cooperación internacional de los 47 países miembros del BID analizaron las perspectivas de la economía mundial, la marcha de las economías latinoamericanas y caribeñas y los resultados de la lucha contra la pobreza y la desigualdad en la región.

   En su balance de la reunión de Okinawa, el presidente del BID, Enrique Iglesias, dijo que el 2005 se perfila como otro año de crecimiento para América Latina y el Caribe, que el año pasado alcanzó una tasa de 5.5 por ciento, la más alta en casi un cuarto de siglo.

   Asimismo, destacó las decisiones de la Asamblea de Gobernadores para imprimir mayor flexibilidad a las operaciones del BID, así como el acuerdo concluido por los países donantes del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) para reponer 502 millones de dólares a su capital.

   Los gobernadores coincidieron en que América Latina y el Caribe debe aprovechar estas favorables circunstancias para reducir la pobreza y la desigualdad, profundizar reformas para dinamizar sus economías y disminuir su vulnerabilidad a turbulencias de origen externo.

   Dado que el repunte económico se basa en buena medida en los altos precios de las materias primas que exporta la región, Iglesias llamó a los países a administrar la bonanza para cuando este período se atenúe.

   Para ello, dijo que es preciso afianzar la estabilidad macroeconómica, mejorar el clima para los negocios, modernizar la infraestructura y profundizar los procesos de apertura e integración regional.

   La importancia del papel del Estado en las economías y las sociedades también fue un tema abordado por los gobernadores y los presidentes de Bolivia, Colombia y Honduras, quienes asistieron a la asamblea.

   Las democracias latinoamericanas, coincidieron, reclaman un estado más eficiente tanto para atender las urgentes demandas sociales de justicia y equidad como para promover el crecimiento económico, creando condiciones propicias para las inversiones y el funcionamiento eficiente de los mercados.

   Durante la asamblea también se evaluó el grado de avance de la región en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

   Los gobernadores hallaron que si bien América Latina y el Caribe han progresado en materia de cobertura de la educación primaria, acceso al agua potable, reducción de la mortalidad infantil y aumento de la equidad de género, deberán hacer mayores esfuerzos en materia de reducción de la pobreza y de la desigualdad económica.

   Durante la reunión de Okinawa se aprobó un nuevo marco de financiamiento para las operaciones del capital ordinario del BID, que podrá realizar préstamos de inversión, de apoyo a reformas de políticas y de emergencia por un total de hasta 36,400 millones de dólares durante el período 2005-2008.

   Asimismo, eliminó las restricciones de gastos para los préstamos de inversión, brindando a los países prestatarios mayor flexibilidad para aplicar los recursos del BID a sus necesidades más prioritarias.

   La próxima reunión anual del BID se celebrará del 3 al 5 abril del 2006 en la ciudad de Belo Horizonte (Brasil) y la siguiente se realizará del 19 al 21 de marzo del 2007 en Ciudad de Guatemala (Guatemala).

   (FIN) JPC/JPC


Publicado: 12/4/2005