Andina

Empresas: 89% mejoran productos y servicios por escucha a clientes y proveedores

Según el ranking de Innovación C3 – Perú 2020

Empresas

Empresas

03:00 | Lima, abr. 15.

El 89% de las empresas peruanas mejoran sus productos y servicios a partir de la escucha a clientes y proveedores, de acuerdo al ranking de Innovación C3-Perú 2020.

Actualmente, una de las fortalezas de las empresas peruanas es que han comenzado a tener cada vez capacidades para atraer iniciativas y proyectos en base al trabajo con clientes/proveedores, señaló Brinca, la consultora de innovación corporativa-promotora del ranking de Innovación C3.

A esto se suma un clima de apertura interna donde las personas intercambian ideas y se muestran motivadas con el trabajo creativo, señaló. “Pero para llegar a ese tipo de culturas se requiere un proceso de largo aliento”, agregó.

La “cultura cerrada” es propia de las compañías que no tienen interés en la innovación y se trata de organizaciones que creen que la mejor manera de ser competitivos es centrarse en su core business, actuando de una forma tradicional, comentó.

Otro tipo de cultura que abunda en el entorno es la “cultura de la eficiencia”, en la que las empresas se enfocan en mejorar a partir de la optimización y la eficiencia, refirió. 

“En ellas, los colaboradores aún no consideran que la innovación sea un tema relevante, persistiendo dinámicas de trabajo poco colaborativas y burocracias excesivas”, agregó.

Pese a que algunas empresas cuentan con recursos e incentivos que potencian la gestión de una cultura innovadora, uno de los principales problemas sigue siendo el poco trabajo creativo fomentado internamente, recordó.

¿Cómo pasar a una cultura “innovadora”? 

En medio de ese camino está la “cultura del aprendizaje”, que corresponde a empresas en las que existen altos niveles de confianza interpersonal, equipos de colaboradores fuertemente motivados con el trabajo creativo, apertura a las ideas, y pese a que la creatividad se concentra en algunas áreas la innovación forma parte del discurso cotidiano, comentó.

“Pero suelen carecer de tiempo, recursos e incentivos, para dar el salto a una cultura creativa e innovadora”, añadió.

Las empresas que han logrado construir una cultura creativa e innovadora están en buen pie para maximizar su retorno de inversión en innovación, pues en ellas, esta última es una capacidad transversal dentro de sus equipos, señaló. 

En ese sentido, el modelo C³ permite contar con un KPI robusto de cómo distintos inputs (económicos, simbólicos y de recursos humanos) se relacionan con las capacidades de las empresas (cultura, alineamiento estratégico y madurez del sistema de gestión) para generar outcomes (resultados finales y del proceso de innovación) sistemáticamente, indicó.

Innovación como proceso continuo

Para lograr que la innovación sea un proceso continuo, es necesario que las personas también puedan estar dentro del proceso es decir, adopten formas de pensar y actuar que fomenten la innovación, aseveró.

“Del mismo modo, la empresa debe tangibilizarla construyendo una cultura en la que ésta sea parte del trabajo y se incluya en los valores, misión y visión de la organización”, señaló el CEO de Brinca, José Manuel Morales. 

“Resulta clave mejorar el estado actual de las compañías mediante la automatización de los negocios y la digitalización, las cuales requieren de una fuerza de trabajo comprometida y apoyada por la empresa para convertir los desafíos en oportunidades de negocio”, indicó.


Más en Andina:



(FIN) MMG/JJN


Publicado: 16/4/2020
Loading...