Andina

Restaurant La Panka cerrará local en Costa Verde tras denuncia por discriminación

Dueños de la marca indicaron que iniciarán acciones legales contra gerente de dicho local (nota actualizada)

ANDINA/Difusión

ANDINA/Difusión

17:28 | Lima, feb. 16.

La cadena de restaurantes La Panka decidió cerrar su local ubicado en el circuito de playas de la Costa Verde tras una denuncia por presunta discriminación y malos tratos contra una familia que visitaba el local.

En su cuenta de Facebook, José Carrión Cabrera, hijo de la agraviada, contó que al llegar al lugar con su madre en silla de ruedas y su hija que presenta discapacidad visual, encontró una camioneta parqueada en zona rígida y sobre la rampa de acceso para las personas con problemas de movilidad.

Por esa razón, tuvo que cargar la silla de ruedas de su madre para poder ingresar al local ubicado en el circuito de playas.  

Luego de increpar al personal del estacionamiento, éste le comentó que el dueño del vehículo era el gerente del local, el cual minutos después tomó contacto con el denunciante.

“Este sujeto malcriado responde que 'Si no me gusta que me retire', lo cual indignó a toda mi familia, a mi anciana madre que presenció y escuchó todo. Le reclamo su actitud y ufanándose de ser el dueño, me vuelve a decir que, si no me gusta, que me retirara, y le dio instrucciones verbales y gestos (a los empleados) para que no nos dejen ingresar”, puntualizó en su denuncia.

Asimismo, indicó que finalmente les impidieron el ingreso al local, por lo que su familia tuvo que retirarse. “Y encima este sujeto volvió a salir a la vereda a filmarnos con los de su seguridad”. 

La Panka se pronuncia

En un comunicado compartido a través de sus redes sociales, la cadena de restaurantes La Panka informó que “se solidariza de forma absoluta con el denunciante” y que tomarán las medidas necesarias para que los responsables “sean sancionados de la manera más ejemplar posible por todas las autoridades correspondientes, además de resolverles el contrato de franquicia”.

En otra publicación, la empresa indicó que se ha procedido a retirar la sede de la Costa Verde, La Panka Bordemar, de sus locales afiliados a la cadena y que continuarán las acciones correspondientes legales contra el responsable directo, Jorge Mendoza Ríos, gerente de esa franquicia.

“Hemos procedido a retirar al local de la Costa Verde Panka Bordemar de nuestros locales afiliados a la cadena, continuaremos las acciones correspondientes legales contra el responsable directo el gerente de esta franquicia el Sr Jorge Mendoza Ríos y reiteramos nuestro total apoyo a la familia afectada en todo sentido y le pedimos las disculpas del caso, cosa que ya hicimos de forma directa esta mañana”, indicaron.

Agregaron que “la Panka rechaza todo acto discriminatorio y de maltrato a sus clientes”

"Hubo una orden para no dejarnos entrar"  

Esta mañana, Vivians Carrión, hija de José Carrión Cabrera, denunció que además de no dejarlos ingresar al local, el dueño del local impidió su acceso al libro de reclamaciones como corresponde a ley. 

“Nosotros hemos ido al mismo local hace muchos años, obviamente sin la presencia de sillas de ruedas y como nos habían dado antes un buen trato hemos vuelto, pero esta vez nosotros quisimos acceder con la silla de ruedas, pero el estacionamiento para personas con discapacidad estaba ocupado con un carro. Quisimos acceder con la silla de ruedas hacia la rampa, pero el auto del dueño estaba estacionado en el lugar”.

Manifestó que el dueño del local les dijo que ocupaba dicho parqueo porque estaba haciendo descarga de mercadería y que acto inmediato les increpó que “si no les gusta pueden irse”. 

“Muy aparte de todo este mal momento, él le hace un gesto a la anfitriona para que no nos dejen entrar y es por eso por lo que tampoco pudimos acceder al libro de reclamaciones del local”. 

Vivians Carrión indicó que dicho gesto no fue visto por ella debido a que padece discapacidad visual, pero sí pudo ser observado por su madre, hermano, abuela, además de su padre, lo cual constituye “el acto de discriminación, el no dejarnos ingresar por nuestras condiciones de discapacidad, la mía y la de mi abuela”.

Indicó que pidieron el nombre del dueño del local (Jorge Mendoza Ríos), pero que no les fue dado justamente porque ya había una orden para no dejarlos ingresar al local, lo cual constituye un delito que será enfrentado de manera legal. 


Más en Andina:

(FIN) KGR


Publicado: 16/2/2020
Loading...