Andina

Madre de familia vence al covid-19 tras casi un mes en UCI del hospital II de Abancay

Gracias a los cuidados del personal de salud de dicho nosocomio de EsSalud

Agente de seguridad de establecimiento de Salud estuvo con ventilación mecánica y diagnóstico reservado durante 20 días y tenía compromiso pulmonar del 70% a causa del coronavirus.

Agente de seguridad de establecimiento de Salud estuvo con ventilación mecánica y diagnóstico reservado durante 20 días y tenía compromiso pulmonar del 70% a causa del coronavirus.

09:56 | Abancay, ene. 24.

Una madre de 45 años que permaneció conectada a un ventilador mecánico en estado crítico debido al coronavirus, logró vencer esta enfermedad y fue dada de alta tras 20 días de intensa lucha en el hospital II Abancay de EsSalud, en la región Apurímac.

Los largos días de sudoración, fiebres elevadas, dolor de cabeza, sensación de ahogo que la llevaron a estar conectada a un respirador mecánico, son ahora solo un doloroso recuerdo para doña Jesusa Huamanñahui Loayza, quien abandonó el nosocomio en medio de la segunda ola de contagios por el covid-19.

Esta valerosa mujer que trabaja como agente de seguridad en un establecimiento de salud libró una dura batalla contra el coronavirus de la cual salió victoriosa gracias al personal de salud del hospital que, día a día, estuvo con ella brindándole el tratamiento adecuado a fin de lograr su recuperación.


Sus ganas de vivir para poder ver de nuevo a sus tres hijos universitarios superaron las expectativas de los médicos tratantes que la tenían con diagnóstico reservado pues su compromiso pulmonar superaba el 70%.

Portando un cartel que decía “¡La vida te retó a una dura batalla y la ganaste!”, doña Jesusa abandonó el hospital II Abancay en medio de los aplausos del personal de Salud y portando un ramo de flores que le regaló su esposo, quien no pudo evitar abrazarla al verla salir del nosocomio.


Hoy doña Jesusa, quien se encuentra recuperándose en su domicilio en compañía de su esposo y de sus tres hijos, hace un llamado a la población a continuar con las medidas de bioseguridad para  evitar el contagio del coronavirus. 

También lea: 
 

“Esto no es broma, luego de haber vivido en carne propia el pesar que conlleva contraer enfermedad, hago un llamado a toda la población de Abancay para que se cuide porque estar infectado de coronavirus conllevó mucho sufrimiento para mí y para toda mi familia. Quiero agradecer a Dios y a los médicos que hicieron posible mi recuperación”, refirió.

Al igual que esta valiente mujer otros cuatro pacientes que fueron intubados en la Unidad de Cuidados Intensivos superaron la enfermedad en este último mes, dando esperanza al personal de salud que lucha día por salvar más vidas en tiempos de pandemia.

Más en Andina: 


(FIN) NDP/TMC 
JRA


Publicado: 24/1/2021
Loading...