Andina

Investigadores promueven uso de hongos de los bosques de Madre de Dios

Para fines comerciales y gastronómicos, por su alto valor nutritivo y medicinal

Investigación la ejecuta la Asociación Inka Terra en conjunto con la Universidad Nacional Amazónica de Madre de Dios (Unamda), con el apoyo del Fondecyt, unidad ejecutora del Concytec.

Investigación la ejecuta la Asociación Inka Terra en conjunto con la Universidad Nacional Amazónica de Madre de Dios (Unamda), con el apoyo del Fondecyt, unidad ejecutora del Concytec.

17:58 | Madre de Dios, mar. 25.

En Madre de Dios se lleva a cabo una investigación que consiste en la domesticación de hongos nativos que crecen en los bosques amazónicos de esta región, previamente identificados morfológica y genéticamente, para ser aislados, reproducidos y finalmente utilizados con fines gastronómicos y medicinales.

Tal investigación, cuyo objetivo es contribuir con el sector agroindustrial y alimentario, la ejecuta la Asociación Inka Terra en conjunto con la Universidad Nacional Amazónica de Madre de Dios (Unamda) y el apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt), unidad ejecutora del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec).

En el bosque tropical de Madre de Dios existe una gran diversidad de especies de hongos que cuentan con un alto potencial económico por su valor nutricional y medicinal; sin embargo, hay limitaciones tecnológicas que no aseguran el control de calidad y las fuentes confiables para la obtención de cepas fúngicas genéticamente puras que permitan poner en marcha una producción a escala comercial.


Por tal motivo, esta iniciativa busca conformar un banco de cepas de hongos amazónicos promisorios, que permitan identificar y conservar las especies fúngicas de interés para su posterior estudio y uso que beneficie la calidad de vida de los pobladores y el desarrollo de la región.

“Existen diversas especies de hongos tóxicos o venenosos que pueden causar daños al confundirse con especies comestibles, motivo por el cual es necesario investigarlos y describirlos, no solo a nivel macroscópico, sino a nivel de ADN y, a la vez, establecer un banco de recursos genéticos que permitan identificar y conservar aquellas especies de interés para su posterior uso comercial (semilla) y estudios complementarios”, refirió Mishari Rolando García Roca, investigador principal del proyecto. 

También sostuvo que el proyecto ha logrado identificar 20 especies promisorias que han aislado y replicado, de las cuales se seleccionaron solo 10 que responden mejor al cultivo y tienen actual mercado. En este proceso han destacado las especies Pleurotus sp., Auricularia sp., Ganoderma sp., Cordyceps sp. y Tremella sp.


“Actualmente estamos cultivando cepas, algunas con resultados muy alentadores. Nos encontramos además mejorando el proceso de cultivo y post cosecha, realizando estudios bromatológicos (ciencia que estudia los alimentos, sus características, valor nutricional, etc.) a las muestras obtenidas de los cultivares”, explicó.  


García Roca añadió que están enviando pruebas a un restaurante local llamado La Semilla. Por su parte, al albergue turístico Inotawa le han  brindado semillas y están produciendo y cultivando estos hongos. T

También lea:  

“Tenemos conversaciones con el restaurante del Hotel Cabaña Quinta y estamos enviando hongos a Wandari, en forma seca y en polvo para que hagan pruebas, ya que es una empresa de sales aromatizadas, con el propósito de darle un valor agregado a la propuesta”, remarcó.  

Para la ejecución de esta iniciativa, la Asociación Inka Terra recibió financiamiento por parte del Concytec, en convenio con el Banco Mundial, a través de su unidad ejecutora Fondecyt.
 
Mayor información: https://bit.ly/2NIiLel

Más en Andina:  



(FIN) NDP/TMC
JRA


Publicado: 25/3/2021
Loading...