Andina

Estos son los increíbles autos voladores que despegarán en Suiza


Los primeros modelos son Pop.Up Next y Liberty

Automóvil volador Pop.Up Next. Foto: AFP.

00:16 | Ginebra, mar. 9.

Es un sueño ilustrado en numerosas ocasiones en el cine y que podría hacerse realidad el año que viene, cuando despegue el primer carro volador privado. Hasta entonces, una empresa holandesa presenta su modelo comercial en el Salón del Automóvil de Ginebra.

El modelo Liberty, primer auto volador en el mercado, del fabricante holandés Pal-V, comenzará a ser entregado el 2019.

El Liberty se vende como pan caliente y actualmente el tiempo de espera es de dos años.

Por su parte, una alianza entre Airbus, Audi e Italdesign presenta en Ginebra un proyecto similar de vehículo volador autónomo: el Pop.Up Next, que será comercializado el 2025.

Pal-V dice que el proyecto nació de una "frustración".

"Cuando uno viaja en avión despega de un lugar del cual no quiere partir y aterriza en otro que no es el destino", explica Robert Dingemanse, presidente de la empresa.

"El Pal-V es el producto perfecto para la movilidad entre las ciudades. Fuera de las ciudades vuela, en las ciudades rueda", explica.

El vehículo de tres ruedas (dos traseras, una delantera) tiene un rotor desplegable que le permite volar como un helicóptero.

Funciona con un motor de gasolina, tiene una autonomía de 500 kilómetros en el aire y de 1,900 en carretera y una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

"Para despegar, usted puede utilizar las 10,000 pistas disponibles en Europa y como además rueda eso alcanza", explica el holandés Dingemanse.

"Cada alemán tiene un pequeño aeródromo a 10 o 20 kilómetros de su casa", agrega.

El precio del aparato está entre 300,000 y 500,000 euros, a lo que hay que sumar entre 10,000 y 20,000 dólares para la formación del piloto, explica Dingemanse.

"Es el precio de un pequeño helicóptero, pero la utilización es más fácil y el mantenimiento resulta menos caro", afirma.


   
Transporte compartido 
   
El proyecto Pop.Up Next es totalmente diferente. El vehículo se parece a una telecabina futurista, a la cual se le han implantado tres rotores y cuatro ruedas.

La parte baja del vehículo, la que rueda, y la parte alta, la que vuela, se separan y pueden desplazarse de manera autónoma.

Es un vehículo totalmente eléctrico, pensado como medio de transporte colectivo y urbano.

"No está pensado para particulares", indica Mark Cousin, jefe de proyectos en Airbus, encargado de la parte voladora del Pop.Up Next.

La filial de Volkswagen, Italdesign, iniciadora del proyecto, desarrolla la cabina y el módulo carretero basándose en la tecnología de conducción autónoma de Audi.

Airbus quiere llevar a cabo los primeros ensayos en las ciudades antes del 2022 y piensa en otras aplicaciones como el transporte nocturno o el traslado de pacientes entre hospitales.

"La convergencia de determinadas tecnologías, sobre todo las de baterías y motores eléctricos, permite fabricar vehículos de este tipo, algo imposible hace cinco o diez años", dice Cousin.

"Los autos voladores son un lindo concepto", dice por su parte a la "AFP" Ferdinand Dudenhoffer, director del Center Automotive Research, en Alemania.

Pero, teniendo en cuenta la densidad del tráfico aéreo, "resulta difícil imaginar que el cielo estará lleno de platos voladores", opina.
  
 
(FIN) AFP/MAE
GRM

Más en Andina:

Publicado: 9/3/2018